Un Interior para abrir boca

Un espacio interior amplio y luminoso donde la naturaleza es la protagonista 

Entrar en esta clínica dental es un lujo para los sentidos. Un interior luminoso y amplio en acabados blancos y grises que inspiran un espacio de tranquilidad y sosiego. La naturaleza como foco central nos ayuda a proyectar esa sensación que solo la vegetación nos puede aportar. Un espacio abierto al paciente y enfocado en todo momento a disminuir la sensación de estrés que suele crear este tipo de establecimientos.

La sala de espera se diseña en un línea minimal donde las formas geométricas juegan a crear diferentes ambientes a fin de dar mayor intimidad a los pacientes. Tonos verdes y ocres complementan un espacio puro donde la madera y el cemento destacan como materiales principales.

Grandes espacios en un ambiente orgánico y natural que impregna cada rincón de la clínica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *